Póliza exequial

Contratar una póliza de seguro exequial es la mejor manera de garantizar que los familiares cercanos del fallecido no tendrán que sumar, a su dolor emocional y duelo, la preocupación de que también deben hacer frente a los elevados gastos que los servicios de asistencia exequial representarán para ellos.

La principal cobertura de un seguro exequial es cubrir los gastos generados por la asistencia exequial cuando el asegurado fallece. Ese seguro protege a todas las personas que se haya incluido como beneficiarios al contratar la póliza de exequias y cuyo deceso ocurra dentro del periodo de vigencia de la misma.